La Asociación de Empresarios del Polígono Romica de Albacete (ADEPRO) presenta a los medios de comunicación el vídeo ‘Marca Romica’. Con este contenido audiovisual pretende mejorar la imagen de marca del polígono para atraer inversiones nuevas, reflejando qué se hace en el polígono empresarial, una instalación que genera mucho valor para la ciudad de Albacete.

La fuerza industrial de Romica se demuestra en algunas de las empresas instaladas, como la quinta exportadora de quesos, la mayor productora de malta para cerveza, la más avanzada en reciclaje de plástico, la compañía número uno en chips inteligentes para mascotas, la líder en procesado de pollo o la mayor concentración de centros de formación inclusivos del país, además de contar con las sedes centrales en España de grandes multinacionales.

La privilegiada situación geoestratégica permite a Romica ser un parque industrial de referencia en el sureste de España, con buenas conexiones por carretera, transporte ferroviario y cercanía con aeropuertos y puertos marítimos. Por ello, ADEPRO busca con este vídeo convertir a Romica en una zona de atracción de empresas, suscitando un mayor interés en unas instalaciones en las que no hay problemas de proveedores y que cuenta con empresas auxiliares para ofrecer cualquier tipo de solución.

Romica, mucho más de lo que piensas

Los últimos años han puesto en evidencia el auge del Polígono Industrial Romica, con la llegada de 20 nuevas empresas a un parque industrial que cuenta con 2.700.000 metros cuadrados, 1.569 propiedades, 900 propietarios, 500 empresas y 5.000 trabajadores.

Un crecimiento que será mayor gracias a la Fase IV, que ya ha sido recepcionada, lo que permitirá la ampliación de Romica. Incrementar el número de cámaras de tráfico, propiciar el control de accesos nocturnos o el desdoblamiento de los accesos a Romica y a la ciudad de Albacete son algunos de los importantes puntos que se están trabajando para potenciar aún más el atractivo del parque empresarial.

Además, se trabaja para conseguir un polígono industrial encaminado hacia el desarrollo sostenible, el reciclaje de materias primas y la economía circular, con proyectos como el aprovechamiento de los residuos de basuras para una planta de biogás. Son acciones que buscan la disminución de costes y la generación de sinergias entre las empresas instaladas.